Aprender a ser agradecido.

Creo que desde que vivo en Galicia algo en mi mente cambio… Hasta no hace mucho era fan de las grandes ciudades, del movimiento y del ajetreo… Pero estos días que he podido vivir con un poco más de calma (sin horarios ni prisas) me doy cuenta de lo buena que es la tranquilidad de las ciudades menos pobladas….

Hoy he salido de Vigo (la ciudad en la que vivo) rumbo a Sevilla para empezar una nueva aventura en bici, mi tren tenía cambio de estación en Madrid con un margen de una hora para recorrer 4 estaciones de metro….

El problema surge cuando me he acostumbrado a la calma y a la gente amable, que sin apuros, sin tratarte como ganado que marcha al matadero te ayudan por qué esperan de ti lo mismo si necesitaran ellos ayuda…

La cuestión es que entre lo corto del tiempo de margen y entre las contestaciones groseras y poco acertadas de la gente que se supone está para ayudar he perdido el tren… Por poco, pero lo he perdido….

Al momento me dio mucha rabia y no veía como correcto el hacer de la compañía RENFE al respecto… Pero al relajarme y pensar en cual sería la parte positiva de esta anécdota me doy de cuenta de lo afortunado que soy de vivir en una ciudad como la que vivo, menos ajetreada de lo que pueden ser otras y de lo grande que es ser amable con nuestro prójimo…

Detente un momento, respira y date cuenta que entre prisas y amarguras la vida se nos esfuma…

2 comentarios en “Aprender a ser agradecido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s